Las claves del marketing sanitario para personas mayores: Cómo hacerles llegar tu mensaje

Hacer marketing para personas mayores puede resultar todo un desafío y por ello muchos prefieren no hacerlo o elaborarlo de manera errónea, ya que este sector de la población está mal conceptualizado. Abordar sus problemas de salud y dirigir campañas hacia ellos puede no ser un trabajo sencillo, sin embargo, tiene sus ventajas

Contrario a lo que se cree, este segmento es el más próspero de la sociedad y un grueso de ventas importante en el mundo médico provienen precisamente de ellos.

Especialmente si hablamos de servicios relativos a rehabilitación y motricidad (como fisioterapia, osteopatía, quiromasaje, etc.) o aquellos servicios más enfocados a la belleza (desde cremas antiedad a cirugía estética), encuentran aquí un foco importante de sus ganancias.

Por eso, enfocar un plan de marketing para los adultos mayores es una excelente y fundamental decisión.

Si tomamos en consideración que este sector está dispuesto a gastar en atención médica o en mejorar su salud, y que muchos de ellos cuentan con el dinero suficiente para hacerlo, entonces debemos ver las oportunidades y enfocarnos en construir campañas adecuadas para atraerlos a nuestro centro. 

Campañas negativas de marketing para personas mayores  

marketing para personas mayores

Uno de los errores más frecuentes es realizar campañas retratando de manera negativa a las personas mayores de 50 años. De hecho, según estudios recientes, de cada 10 imágenes publicitarias donde aparecen adultos mayores, 7 de ellas los muestran solitarios, alejados del mundo o acompañados por un médico o por una pareja. Es decir, los ven y los tratan como personas aisladas y totalmente dependientes. 

Este tipo de campañas lo que hacen es enfocarse en estereotipos negativos y caducos, que evidentemente, son rechazados por las personas mayores de 50 años, ya que no se ven de esta forma, todo lo contrario, se sienten en plena etapa de su existencia y saben que son capaces de disfrutar y vivir una vida independiente, plena y saludable. 

Existen investigaciones actuales que demuestran que dichos estereotipos lo que hacen es causar efectos adversos a la salud, ya que no sólo ponen en evidencia el trato que le da la sociedad a los adultos mayores, sino que anuncian una falsa forma en la que se ven a sí mismos.

A decir verdad, toda esta forma de mal interpretar la realidad, influye negativamente en las decisiones que toman, en su capacidad de recuperarse de una enfermedad y en su calidad de vida. 

Por lo tanto, el marketing para personas mayores debe enfocarse en responder a pensamientos positivos que lleven a estos adultos mayores a querer contactar a un centro de salud y solicitar sus servicios.

Marketing para personas mayores 

Ya hemos visto como una campaña no adecuada lejos de ayudar, lo que hace es dificultar nuestro trabajo de marketing en adultos mayores. Aunado a esto, es importante recordar, que a este grupo demográfico no debemos pasarlo por alto, ya que es tan importante como el de grupos más jóvenes, y más cuando se trata de temas de salud. 

Adicionalmente, debemos comprender que se prevé que para el año 2030, las personas mayores de 65 años representarán un 20% de la población y que, lamentablemente, las posibilidades de desarrollar alguna condición de salud crónica son muy altas. Por lo tanto las visitas a médicos o especialistas de la salud aumentará en las próximas décadas de manera dramática.

Entonces, es necesario buscar la forma correcta de llegarles y para ello sugiero tomar en cuenta los siguientes consejos de marketing para personas mayores.

1. Redefinir el significado de “viejo” 

Las personas mayores buscan una mejor calidad de vida

Si queremos hacer un buen marketing para personas mayores debemos empezar por desechar la idea de que con la jubilación llega la inactividad. Hoy en día los conocimientos sobre la salud están avanzados, así que las expectativas de vida van en aumento. 

Sería bueno preguntarse: ¿Por qué al llegar a cierta edad debemos pausarnos y bajar la velocidad? Sabemos que la cantidad de años es tan sólo un número y así mismo lo entienden las personas mayores en la actualidad, tan es así, que en una encuesta de Pew se encontró que la gente se considera vieja a partir de los 72 años. Y esto tiene que ver con que las personas mayores de hoy se mantienen activas físicamente, salen, viajan y se divierten. 

Viendo esto, podemos fácilmente concluir que las relaciones con nuestros “viejos” debe ser por medio del marketing positivo y que nuestro enfoque debe ser el de ayudarlos a aprovechar su vida al máximo. Debemos ser sus compañeros y ayudantes, no sus críticos.

2. Eliminar conceptos erróneos 

En el marketing para personas mayores existen errores conceptuales de lo que es necesario para atraerlos y esto en parte obedece a que en la actualidad existe un desafío a los estereotipos y que esta generación difiere mucho de la de sus padres en cuanto a la visión de la vejez. Esto podemos notarlo en nuestro propio grupo familiar.

Entendiendo esto, el marketing para centros de salud debe estar orientado a crear otro tipo de experiencia, algo muy distinto a lo que estamos acostumbrados a ver. Nuestra premisa debe ser la de construir una mejor relación con los adultos mayores. Para ello podemos tomar en cuenta lo siguiente: 

  • Celebrar estilos de vida saludables. Esta etapa de la vida no tiene por qué verse como una experiencia negativa, todo lo contrario, puede ser una auténtica celebración de oportunidades y celebraciones. Ya los adultos mayores saben muy bien aquello que les gusta o disgusta y son capaces de tomar sus propias decisiones. El marketing debe aprovechar este sentir y dejar el mensaje de: mientras más sanos, más actividades pueden disfrutar. Las frases e imágenes positivas, que reflejan comprensión y respeto, tienen un impacto altamente favorable en ellos. 
  • Desarrollar tecnologías pensando en los adultos mayores. En la actualidad existen múltiples y diversas aplicaciones relacionadas con el fitness y la salud que nos abren una oportunidad, porque, a pesar de lo que solemos creer, nuestras generaciones mayores están adoptando nuevas tecnologías, y esto va en constante crecimiento. Debemos apuntar esa tecnología y adaptarla a sus expectativas y necesidades, hacerlas funcionales para ellos. Recordemos que no son tan expertos pero las usan y cada día lo hacen más.
  • Brindar privacidad. Debido a que los adultos mayores no crecieron en este mundo de redes sociales, entonces tienden a proteger en mayor grado su privacidad. Ejemplo de ello es, según investigaciones recientes, que el hecho de eliminar sus direcciones y nombres al compartir su información médica, les alivia la preocupación que puede generar la inseguridad. Los centros de salud deben promocionar, de manera simple y clara, el tratamiento que se le dará a su información personal, que sepan que sus datos son totalmente confidenciales y no serán compartidos sin su conocimiento o aprobación. 

3. Cuidar los canales de marketing digital 

Los adultos mayores de hoy utilizan la tecnología

Para esta población mayor puede utilizarse un marketing tradicional: radio, televisión, correo impreso o anuncios, ya que se sienten cómodos interactuando con ellos, pero, además, los utilizan con mucha regularidad. 

Ahora, esto no significa que debemos abandonar el marketing digital, ya que está comprobado que el uso de Internet ha aumentado en personas mayores en un 150%. Además, 40% de los adultos mayores posee al menos una cuenta en redes sociales y las personas que van en vía de envejecer ya se sienten cómodos con estos canales digitales. 

Así que debemos desestimar la idea de que las personas mayores no quieren o les cuesta adoptar estos medios, basta ver el uso de tabletas y móviles inteligentes para comunicarse con padres, hijos, nietos, etc. Cada día la comunicación por vía digital aumenta.

Lo ideal entonces es hacer un enfoque híbrido en el que se combinen canales digitales y tradicionales. Esta mezcla resulta ideal para nuestros fines.

4. Hacerlo todo más simple 

Bien sabemos que las personas mayores están abiertas a utilizar nuevas tecnologías, sin embargo, es importante entender que hay elementos claves que hacen que las experiencias sean sólo para este tipo de público y que se diferencien de las de las personas más jóvenes. 

Debemos entender que a medida que las personas envejecen, suelen presentar problemas con la visión y la audición. Es probable que el navegar por un sitio lleno de menús desplegables y múltiples funciones sea fácil para un joven, pero a un adulto mayor podría llegar a frustrarlo. 

Así que es necesario tomar conciencia de la importancia de la accesibilidad, tanto en canales digitales como en los tradicionales y diseñar el contenido de manera distinta: fuente más grande, espacios en blanco, mayor número de imágenes, etc. Se trata de conseguir que la experiencia por el sitio web de tu centro sea la mejor. 

También es fundamental tomar en cuenta la utilización de vídeos explicativos con posibles soluciones a algunos problemas médicos o sobre consejos alimenticios, entre otras cosas. Esto podría ayudarnos a simplificar procedimientos complejos relativos al cuidado de la salud que al leerlos pueden resultar complejos. 

5. Proporcionar información sobre proactividad en salud

Dar consejos preventivos para una vida saludable

Hoy día las personas mayores se preocupan más por su salud, no dejan el asunto únicamente en visitas médicas, también buscan información en línea sobre un estilo de vida más saludable.  

Si deseamos mantener una estrecha relación con ellos, entonces podemos incorporar a nuestro plan de marketing el ofrecer consejos preventivos y saludables para que encuentren una salud duradera. 

Crear contenido educativo que los ayude a prevenir les dice que nos preocupamos por su salud y que deseamos que tengan una larga y saludable vida, esto genera una conexión positiva. 

Nuestro marketing para personas mayores 

Después de lo que hemos analizado, sólo me queda decirte que es importante tener en cuenta los siguientes puntos, a fin de lograr una mejor comunicación a la hora de planificar tu estrategia de marketing:

  1. No los trates de “ancianos” o “viejos”. Esto es absolutamente negativo, ya que no se sienten así, por ello nuestro contenido y mensajes lejos de ofenderlos debe apoyarlos y generales confianza
  2. Evita el término jubilado. Muchos de ellos aún siguen siendo parte de la fuerza laboral existente. Recuerda que aún les queda mucho por ofrecer.
  3. Genera confianza. Suelen valorar mucho este punto, por ello es imprescindible mantener a salvo sus datos personales y darles garantías de nuestros servicios.
  4. Dales tiempo. Este sector no adquiere ofertas por urgencia y de inmediato, todo lo contrario, suelen meditar bien antes de tomar una decisión.
  5. Usa datos de marketing directos. Los adultos mayores le huyen a las generalizaciones y adquieren servicios por su valor y asequibilidad. Es recomendable ser simples, francos y directos.
  6. Se directo y habla en su idioma. Recuerda que ellos no buscan consejos o viven de las experiencias de otros, no, ellos toman sus propias decisiones, por lo tanto, tu conversación debe ser honesta, directa y puntualmente dirigida.
  7. Ofrece simplicidad y facilidad. No olvides que crecieron en un mundo donde la tecnología no era fundamental y globalizada, por ello requieren de pasos sencillos para procesar solicitudes, pagos o adquirir algún servicio. Por ejemplo, cuida de hacer la navegación por la web de tu clínica o consulta sencilla y clara, usa tipografias y tamaños que faciliten la lectura.
  8. Personaliza. Los adultos mayores aprecian un servicio con precisión individual, por eso la información comunicada por medios digitales o impresos debe ser personalizada.
  9. Busca y mantén su lealtad. Si bien es un público que puede ser difícil de convencer o educar, cuando lo logras tendrás a un cliente habitual y leal.

Para finalizar

Aunque parece ser un tema lleno de complejidad, en realidad no lo es, sólo debemos entender que es posible lograr nuestro objetivo si entendemos que los estereotipos relativos al adulto mayor deben ser derribados, puesto que hay un nuevo comportamiento acerca de la vejez. Esto es nuestro primer, pero importante paso, para lograr un marketing para personas mayores efectivo.

Tomemos en cuenta que los adultos mayores actuales desafían las normas establecidas, utilizan nuevas tecnologías y se preocupan por tener una mejor calidad de vida, entonces nuestra línea de acción para elaborar nuestras estrategias en marketing para personas mayores debe lograr construir relaciones en las que se sientan como individuos llenos de vida y no parte de una mera estadística.

Nuestra misión es entenderlos, brindarles atención, ofrecerles consejos sobre una mejor calidad de vida y darles un servicio de acuerdo a sus necesidades y a su forma de ver y entender el mundo.

Espero que este post te sirva de guía y puedas planificar un plan adecuado para atraer y mantener a los adultos mayores en tu centro de salud. Si tienes algún comentario o sugerencia no dudes en hacérmelo llegar.

Deja un comentario

Haz click aquí si quieres leer más información sobre Protección de Datos
Responsable:
Finalidad: Moderar y responder comentarios de usuarios.
Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.
Información adicional: En la página de política de privacidad enlazada más arriba, encontrarás información adicional sobre la recopilación y el uso de su información personal, incluida información sobre acceso, conservación, rectificación, eliminación, seguridad, y otros temas.