15 errores comunes que perjudican gravemente el posicionamiento de tu consulta en Google

El posicionamiento de consultas de salud es esencial para lograr resultados positivos en tu negocio. Si bien es cierto, que todos los sitios web tarde o temprano podrán enfrentar una caída en sus clasificaciones, es urgente y necesario minimizar el impacto que esto ocasiona. 

Ahora, es necesario preguntarse: ¿por qué ocurren este tipo de caídas? Pues existen diversas razones, las cuales veremos y explicaremos en detalle a lo largo de este post. 

15 errores que perjudican tu posicionamiento de consultas de salud

Posicionamiento de consultas de salud

1. Creación de muchos enlaces de baja calidad  

Todo enlace que se compra o crea con la idea de buscar manipular el PageRank para impactar en la clasificación de manera directa en la clasificación de los resultados de búsqueda, es, en definitiva, de baja calidad. 

En este tipo de enlaces, encontramos directorios web, artículos y publicaciones de invitados de pésima calidad, además de comentarios que son spam. Por ello debemos estar muy pendientes.

Cuando buscadores como Google consideran que tu web tiene enlaces artificiales o no naturales, seguramente te mandará algún mensaje de advertencia y tú, por tu lado, debes tomar en cuenta de tener precaución en lo que colocas en tu página web. 

Una forma de identificar si tienes mensaje de baja calidad es buscando en Search Console y verificar o arreglar aquellos no naturales. Descarga la lista y filtra los dominios que tengan poco tráfico, baja autoridad o un alto puntaje de spam. 

Otra forma de hacerlo es revisando cada enlace y filtrarlos según los esquemas de Google. En lo que identifiques la lista de URL que hacen que tu sitio sea de baja calidad, envía un correo al webmaster para que elimine el enlace. Recuerda que debes esperar unas 6 u 8 semanas para recibir respuesta. 

Es importante que durante la espera tomes capturas de pantalla de las respuestas de los webmaster. También puedes desautorizar los otros enlaces de baja calidad y, si tienes una sanción manual de Google al finalizar el proceso, envíale una solicitud de reconsideración.  

2. Malas redirecciones en tu sitio

Utilizar Google Analytics permite identificar los redireccionamientos

Cuando un visitante intenta abrir una URL y es llevado a otra diferente, ocurre una redirección. Por ejemplo, si un usuario busca www.unejemplo/viveres, pero llega a la página de inicio www.unejemplo.com está siendo redireccionado, ya que no cumple con la intención que tiene el usuario.  

Seguramente se hizo una modificación sustancial que hizo que se perdieran las clasificaciones de dicha URL y entonces ocurre esto. 

Por lo tanto, el contenido se modificó esencialmente y se perdieron las clasificaciones de esa URL, esto afecta negativamente en tu posicionamiento de consultas de salud. 

Si necesitas identificar los redireccionamientos incorrectos debes visitar Google Analytics y exportar las páginas de destino clasificadas en la búsqueda orgánica, luego darle a modo lista, cargarla y pegarla en Screaming Frog.  

Para arreglar este problema, deberás crear una nueva URL alternativa para cada redirección, de esta forma los usuarios navegarán a una página nueva con un contenido igual o mejor que la página anterior. 

Toma en cuenta que, si tus páginas no están listas, no tienes por qué hacer un redireccionamiento y no debes cambiar la URL anterior hasta tener lista la nueva página. Siempre debemos cumplir con la intención del usuario. 

3. Tienes contenido duplicado  

Esto se trata de que existen bloques de contenido o entre dominios que coinciden o son similares a otros, incluidos los títulos y las etiquetas H1. Si tienes una cantidad sustancial de contenido duplicado, la clasificación de tu sitio se afectará negativamente.  

Para identificar si tienes contenido duplicado puedes utilizar la Auditoría del sitio SEMrush. Si notas que en varias de tus páginas hay un 80% de similitud en relación al contenido, entonces estas serán marcadas como duplicado. Toma en cuenta que aquellas páginas que tienen poco contenido también se incluyen en esta categoría.  

Si necesitas arreglar este inconveniente, te puedo recomendar usar redireccionamientos 301 cuando estés creando nuevas páginas, de esta forma los usuarios y los motores de búsqueda no podrán acceder a páginas antiguas.  

Otra cosa que puedes hacer es usar etiquetas rel=canonical en aquellas páginas que tienen un contenido parecido, de esta forma los motores de búsqueda reconocerán el original.  

Además, te puedo recomendar utilizar rel=noindex en aquellas páginas que no están listas, también debes bajar el nivel de contenido parecido o repetido. La originalidad siempre favorece el posicionamiento de consultas de salud.

4. Cambios en metaetiquetas o títulos

El título es fundamental para el posicionamiento web

 
Si existe algo importante para lograr un posicionamiento de consultas de salud, es el título, ya que con él Google entiende el contenido de la web, por eso el más ligero cambio puede causar fluctuaciones en la clasificación.  

Para confirmar si esto te está afectando, debes preguntarle primero a tu desarrollador web sobre los cambios realizados en las etiquetas meta de tu página. Luego inicia sesión en Google Analytics y exporta aquellas páginas de destino que están clasificadas en la búsqueda orgánica.  

Puedes utilizar un rastreador como Screaming Frog y así verificar las metaetiquetas de tus páginas y compáralas con los títulos utilizando la copia de seguridad anterior que seguramente tendrá tu desarrollador. Posteriormente enumera cada URL con metaetiquetas nuevas. Agrega una columna con las metaetiquetas viejas.  

También puedes reemplazar los títulos y metaetiquetas nuevos por los antiguos o incluir las palabras clave faltantes en tu nueva etiqueta, así Google podrá rastrear tu página y recuperarás las clasificaciones. 

5.Cambios recientes en el contenido

Todas las páginas están clasificadas según su contenido y por ello esto es un factor de suma importancia a la hora de clasificar. Por ello, si notas que tus clasificaciones caen luego de que realizas algunos cambios en tu contenido o en los H1, debes prestar atención

Para confirmar si este es el caso que te está afectando, debes ingresar en Google Analytics y exportar las páginas de destino clasificadas en la búsqueda orgánica, luego pídele una copia de seguridad de tu sitio a tu desarrollador web. 

Compara los cambios de contenido de las URL y verifica las que efectivamente han cambiado, te recuerdo que esto te puede llevar un buen tiempo. Si quieres mayor rapidez puedes utilizar OnWebChange, esta herramienta te dará aviso cuando haya algún cambio en el contenido o diseño de tu sitio. 

Ya con la lista de URL a actualizar, puedes reescribir el contenido o incluir las palabras clave faltantes. Al hacer esto podrás minimizar el impacto de las clasificaciones perdidas.  

6.Usos incorrectos de: etiqueta Noindex, atributo Nofollow y archivo Robots.txt  

A veces los errores hacen que tu web baje en el ranking

Aunque a veces esto suele ser ignorado, debemos darle la importancia que se merece si deseamos tener un excelente posicionamiento de consultas de salud.

Tomemos en cuenta de que este error puede generar un profundo impacto en las clasificaciones y en el posicionamiento de consultas de salud. Por ejemplo, si alguna de tus páginas tiene un lugar destacado en el motor de búsqueda y el desarrollador web coloca por error una etiqueta sin índice, entonces ésta desaparece del ranking. 

También es posible suceda con el robots.txt, ya que una línea de código, puede hacer que los motores de búsqueda indexen el sitio y hacer que los rankings caigan en su totalidad.  

Con el atributo nofollow sucede lo mismo, ya que, si se les aplica a las páginas internas del sitio, entonces afectan el PageRank y disminuye la clasificación de la página web. 

Es importante que verifiques el archivo robots.txt y veas si por error ha rechazado que los rastreadores del motor de búsqueda rastreen tu web y no permiten que indexen tu sitio.  

También debes verificar los atributos nofollow y noindex, esto puedes hacerlo viendo el código fuente, para ello debes darle clic al lado derecho de la página. 

Recuerda que una etiqueta noindex en tu página causa lo mismo que una exclusión de robots.txt y que tener un atributo nofollow en un enlace interno. Todas provocan que las clasificaciones caigan. 

Para corregir estos errores debes cambiar el texto del archivo robots.txt y eliminar los enlaces que están impidiendo que los motores de búsqueda accedan a las páginas importantes. 

También debes verificar el código fuente para ver si hay un uso incorrecto de las etiquetas nofollow y noindex, una vez vistas debes eliminarlas inmediatamente.  

Es importante que siempre consultes con tu SEO antes de realizar estos cambios, ya que, en algunos casos, es necesario usar nofollow, robots.txt y noindex.  

7. Tienes tráfico de baja calidad  

El tráfico de mala calidad afecta directamente el posicionamiento web

Si bien esto no es causante de un daño directo en la clasificación o en el posicionamiento de consultas de salud, si lo es indirectamente, ya que el recibir tráfico de baja calidad o enlaces de sitios irrelevantes, entonces se ven afectadas la tasa de rebote y la cantidad de conversiones, entre otras.

Esto significa, que al combinar los factores Google entenderá que a los usuarios no les gusta tu página web y, por ende, tus clasificaciones bajan.  

Es por ello necesario que utilices alguna herramienta que te permitan analizar cuál es la calidad de tu tráfico y detectar los sitios web o direcciones IP que están enviando tráfico inadecuado a tu web, incluidos los bot.  

Al tener identificados los sitios que te están afectando, debes eliminar los anuncios, enlaces y nofollow de éstos.  

8. Cambios en el algoritmo de clasificación de Google  

Estas actualizaciones suelen ocurrir frecuentemente y a veces no son anunciadas de manera explícita por Google, pero es muy probable o posible que tu web pueda tener cambios en las clasificaciones.  

Aunque un cambio negativo en las clasificaciones no tiene por qué significar que tu sitio web está mal, si puede advertirte que algo no está funcionando como debería. Entonces debes estar pendiente.  

Para saber de las actualizaciones debes revisar de manera frecuente el blog de Google para webmasters, allí avisarán cuando alguna actualización algorítmica pueda afectar a algunos sitios y te dirán cómo realizarla.  

Como esto no depende 100% de ti, te recomiendo crear una alerta de Google y suscribirte a algún blog de renombre relacionado con la industria SEO.  

9. Violación en los derechos de autor  

Debemos cuidar lo que subimos para no violar los de autor

Si en algún momento recibes avisos relacionados con eliminación de derechos de autor, pues tu clasificación va a disminuir. Para identificar si eso es lo que te ocurre, debes visitar el informe de transparencia de Google e ingresar tu URL, allí podrás ver si existen solicitudes contra tu web.  

En caso de ser afirmativo, debes eliminar con urgencia aquellas páginas que llaman a la violación de derechos de autor y ser precavido para que esto no te vuelva a suceder. No olvides que estas violaciones pueden ocurrir por vídeos, imágenes, audios o texto e intenta tener una política estricta en este aspecto.  

Si queremos mejorar nuestro posicionamiento de consultas de salud, debemos estar muy atentos con esto. 

10. La competencia local está aumentando  

Si existen dos centros de salud, por ejemplo, dos consultas de dermatólogos, ubicados en la misma área y cada uno cuenta con su página web, pues es difícil mantenerse arriba en los resultados de búsqueda de la localidad, y mientras más aumenta la competencia, más difícil se hace la cosa y mayor probabilidad de que tus calificaciones caigan.  

Lo importante es que identifiques a la competencia ingresando las palabras claves de tu negocio en Google y de esta forma podrás saber quiénes son tus competidores. Otra opción es utilizar SEMrush, una herramienta que te ayudará a ver a esos competidores en línea, sus clasificaciones y con que palabras clave se identifican.  

Cuando ya tengas identificada a la competencia, puedes monitorear sus estrategias con la herramienta antes mencionada y tomar las medidas que sean necesarias para subir en las clasificaciones.  

11. Tu web no tiene búsqueda por voz o no es compatible con dispositivos móviles  

No contar con búsqueda de voz puede bajar tu clasificación

Estas dos cosas pueden bajar tu clasificación, ya que Google busca mejorar la UX y los sitios web que son receptivos a esto. Es por ello que este buscador en la actualidad clasifica a los sitios por la versión móvil de contenido y no por la de escritorio. 

Además, tanto la búsqueda por voz como la versión móvil, van unidos. Si no tienes esto tu clasificación va a ir en bajada inevitablemente. Por eso debes comprobar que tu web sea compatible con dispositivos móviles.  

Para hacer esto debes verificar la compatibilidad con dispositivos móviles y Google te dirá los cambios que tienes que hacer. Dile a tu desarrollador que los implemente para que tu sitio sea receptivo a todos los usuarios y puedan acceder a él desde cualquier parte.  

12. Tienes un SEO negativo  

Esto ocurre cuando algún competidor busca, intencionalmente, que tu clasificación baje y lo hace usando tácticas sin ética alguna, entre ellas, la llamada técnica SEO de sombrero negro con la que sabotea tus clasificaciones. Si quieres identificar si hay un SEO negativo puedes:  

  • Comprueba los enlaces que has perdido en los últimos 2 meses. 
  • Poner atención en los enlaces que adquieres, si ves que muchos de ellos tienen mala calidad y no los has creado, es posible que alguien lo está haciendo por ti. 
  • Supervisa de manera continua tu sitio y verifica: .htaccess, Search Console y robots.txt. Esto con la intención de busca advertencias, errores o malware. 
  • Busca si has sido víctima de extracción de contenido, esto puedes hacerlo utilizando algún software como Copyscape. 
  • Verifica cuál es la velocidad de tu web y si notas lentitud, trata de solucionarlo. 
  • Vigila y está atento a la calidad del tráfico. Presta atención al aumento de la tasa de rebote, así como a la cantidad de bots. Esto mejorará nuestro posicionamiento de consultas de salud. 

13. El sitio de vuelve inseguro de repente

Tu sitio puede infectarse con malware

 

Si te piratean el sitio o ha sido infectado con malware, entonces Google lo notará y automáticamente bajará tu clasificación. Ante esto, es posible que se muestre una advertencia en los resultados de búsqueda.  

Cuando tu sitio tiene malware, seguramente recibirás un mensaje de Google para decirte que tu web está comprometida, así que es importante entrar en Search Console y verificar los mensajes.

También puedes entrar en Navegación segura y verificar si existe algún problema. En todo caso sigue las indicaciones de Google.  Y no olvides nunca estar pendiente de la seguridad de tu web.

14. Los enlaces apuntan a otros sitios  

A veces ocurre que tenemos muchos enlaces apuntando a sitios spam que son de baja calidad y esto disminuye nuestro rendimiento, ya que estamos cometiendo una infracción.  

Para saber si esto te está ocurriendo, debes buscar mensajes en Search Console y verificar si alguno corresponde a este problema. Una vez identificado debes eliminar todos los enlaces no naturales, ya que Google los puede considerar engañosos o artificiales. 

También es importante que observes el texto de anclaje de cada enlace, así como los dominios y nichos a los que se vincula. Luego elimina aquellos enlaces irrelevantes o que son spam.  

15. Cambios recientes en el enlace interno del sitio  

Es necesario verificar si hay un error 404

Cuando realizamos algún cambio en los enlaces internos podemos terminar bajando nuestra clasificación. Por ejemplo, si en la navegación principal tenemos varios enlaces internos que tienen un lugar destacado a nivel de búsqueda y eliminamos el enlace de navegación, entonces terminamos por perder todos los enlaces internos.  

La solución para verificar esto, es ingresando en Search Console e ir a Enlaces. Allí verás las páginas enlazadas a tu sitio web, descarga los datos y verifica si tienes algún 404 que te esté afectando.  

Mejorar nuestro posicionamiento de consultas de salud  

Por más esfuerzos que hagamos por mejorar nuestro posicionamiento de consultas de salud, todos serán infructuosos si no vigilamos los distintos factores que dañan nuestro sitio web. De allí la importancia de verificar, controlar y reparar de manera continua cualquier error.  

Toma en cuenta que a veces una buena estrategia SEO no se basa en lo que debemos hacer, por el contrario, se fundamenta en aquello que no debemos hacer. Así que tenemos que estar siempre atentos.  

Otras cosas que debemos tomar en cuenta, son: 

  1. Enviar el mapa del sitio a Google. De esta forma el buscador encuentra e indexa tu contenido. Aunque Google lo puede hacer, nada perdemos con enviar esta información.
  2. Piensa en el SEO desde el principio. Antes de construir tu página web, ya debes plantearte tu estrategia SEO para evitar problemas futuros. Ahora, si ya la tienes debes prestar atención y contar con un buen desarrollador. 

Lo fundamental es que entendamos que nuestro sitio web es nuestro mayor retorno de inversión. Por ello no debemos descuidarlo nunca, y menos en estos tiempos de pandemia, donde han pasado a tener una importancia trascendental para todo tipo de negocio. 

Espero que este artículo sea de gran utilidad para ti y tu centro de salud. No olvides escribirme en caso de duda o para sugerir y comentar lo que consideres necesario. Siempre estoy aquí para atenderte. 

Suscríbete y recibe este VIDEO + GUÍA GRATUITA

"23 ideas que puedes aplicar HOY para aumentar las ventas de tu consulta"

Además, mando mails periodicamente sobre ideas de marketing y herramientas online que podrás aplicar en tu negocio. Si te cansas, siempre te podrás dar de baja en dos clics.

Deja un comentario

Haz click aquí si quieres leer más información sobre Protección de Datos
Responsable:
Finalidad: Moderar y responder comentarios de usuarios.
Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.
Información adicional: En la página de política de privacidad enlazada más arriba, encontrarás información adicional sobre la recopilación y el uso de su información personal, incluida información sobre acceso, conservación, rectificación, eliminación, seguridad, y otros temas.