Ya tan sólo te queda hacer una cosa…

Pero antes deja que te cuente una pequeña anécdota.

Hace unos meses vi un documental en Netflix sobre un grupo de chicos autistas intentando encontrar el amor.

La miniserie nos mostraba cómo se relacionaban, sus primeras experiencias en citas con personas de su misma condición, etc. (A mi personalmente todo el tema de psicologia me apasiona).

Y la verdad es que hubo una cosa que me chocó.

Estos chicos trabajaban sobre dos premisas que aplicadas a casi cualquier negocio es sinónimo de éxito. Y sin embargo, ellos lo hacían de forma natural, sin siquiera dudarlo.

En especial Mark. Te hablaré de él.

¿Adivinas el qué?

Ve a tu bandeja de entrada y confirma tu suscripción

Te contaré lo que aprendí de Mark.

Importante:

  • Revisa también tu carpeta de spam (y las pestañas social y promociones si tienes gmail).
  • Si he llegado a spam, añádeme a tus contactos con este mail: hello@eduardosans.com
  • ¿No sabes cómo añadirme? Mándame un mensaje en blanco a la dirección de arriba y tu mail sabrá que no soy un supuesto príncipe nigeriano tratando de estafarte.